Opinar es gratis

la foto 1

Opinar es gratis. Siempre lo ha sido y esperemos que siempre lo sea. La barra del bar, el patio de vecinos o el rellano de la escalera han sido sustituidos por Facebook y Twitter pero, como era de esperar, el paso al 2.0 ha llevado consigo también una serie de cambios en la emisión de opiniones.

Facebook ha representado la inspiración divina para la capacidad creativa en muchos de sus usuarios, convirtiéndose en un auténtico ‘vivero’ de talentos en las artes de la información. Y es que dentro de todos nosotros hay un periodista llamando incesantemente a las puertas de la gloria. O eso deduzco cuando abro mi perfil y echo un vistazo a lo que hay. Ahora la red social de Zuckerberg se ha convertido en el mayor periódico digital del mundo. Una mayoría de sus usuarios son ‘periodistas’ acreditados en el dudoso arte de no contrastar las noticias. Se limitan a compartir enlaces sin ningún tipo de rigor periodístico que aparecen en blogs que anuncian el fin del mundo o la revelación de los secretos de la CIA. Eso cuando no se indignan al ver una noticia de ‘El Mundo Today’.

El ‘caralibro’ también ha dotado de un conocimiento inagotable acerca de cualquier tema a todos sus usuarios. Al registrarte en Facebook adquieres directamente todos los conocimientos, habidos y por haber, acerca de cultura, viajes, sexo, belleza, deportes, religión, tradiciones, automoción y tecnología, destacando las materias de política y gastronomía. Así, no es difícil encontrarnos profundos comentarios políticos basados en noticias extraídas de dudosos medios de comunicación, visionar vídeos de gente con más ego que vergüenza o leer extensas críticas gastronómicas emitidas con la certeza de que se tiene la verdad absoluta. Para gustos, los colores.

Y es que ellos se deben a su audiencia. No les culpo. Facebook les ha dado el conocimiento, la verdad y la razón y no pueden negarse a hacer publicaciones que buscan cambiar el mundo. Desde el sillón de su casa, claro. Cuentan sus éxitos por ‘Me gustas’ y cosechan victorias por las veces en que se ha compartido su publicación. Alcanzarán la gloria cuando el mismísimo Zuckerberg les otorgue el tan ansiado Pulitzer 2.0: La verificación de su página personal.

Lo mejor es que este post no tendrá valor alguno si no consigo 30 ‘Me gusta’ y 20 ‘compartidos’. Así que seguiré la tendencia, no vaya a ser que a la gente le dé por pensar.

Ricardo Cañadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Leer entrada anterior
guardabrisas
Respeto, por favor

Foto: Raúl Sánchez  Desde hace algún tiempo, posiblemente desde que las redes sociales forman parte de nuestra vida, he notado...

Cerrar